¿Qué es, cómo funciona y cuando conviene importar con una comercializadora?

En este post hablaremos sobre qué es una empresa comercializadora – importadora, cómo funcionan, cuando conviene importar con ellas y algunos tipos y ejemplos:

En México, las compañías certificadas por el Sistema de Gestión Tributaria (SAT) para accionar como comercializadora e importadora cumplen un papel primordial en el ecosistema de comercio exterior debido a que, por medio de ellas, la balanza comercial mantiene la estabilidad que facilita a la economía mexicana crecer y realizarse.

Por citar un apunte, en tanto que en 2018 las importaciones totales estadounidense alcanzaron los 215 mil de millones de USD, las exportaciones hacia nuestro primordial colega comercial se elevaron hasta los 358 mil millones de USD.

Si su compañía quiere ingresar de lleno al comercio en todo el mundo, o si quiere mejorar su composición operativa y de costos para aumentar su producción, aquí le mencionamos cómo es el desarrollo de importar a través de una comercializadora y cuándo conviene contratar sus servicios.

Qué es una comercializadora en méxico.

¿Qué es una empresa comercializadora?

Una compañía comercializadora es aquella que, como su mismo nombre lo dice, tiene como función comercializar un producto finalizado. Tendríamos la posibilidad de decir entonces, que la causa de ser de una compañía comercializadora es mercadear un producto y/o servicio ya que existe o manufacturado. De esta forma ya que, la comercializadora tiene como función ofrecer las condiciones y organización a un producto y/o servicio para su venta al público. En contraste con las compañías manufactureras, las compañías comercializadoras no generan ni hacen el producto, sólo se dedican a su venta una vez comprado al área manufactura.

LEER  Everything You Need To Know About GDPR

¿Cómo trabajan?

Una comercializadora se involucran en el desarrollo de importación de bienes con dos objetivos: abastecer el mercado de adentro o crear productos exportables.

Su consideración radica, primordialmente, en la administración que hacen en el campo de las exportaciones al promover los intercambios comerciales al agrupar a numerosos suministradores de un mismo área, investigar mercados y buscar novedosas oportunidades de negocio.

De esta forma, cuando estamos hablando de la operación de importación, y al ser una actividad enormemente regulada por el SAT, estos administradores sólo tienen que continuar una sucesión de trámites bien establecidos para llevarla a buen término.

Por otro lado, hay que tomar en cuenta que, para estar certificada, una comercializadora debe realizar requisitos como:

  • Estar al corriente en sus obligaciones fiscales.
  • Efectuar el pago de derechos aplicable.
  • Contar con personal registrado frente el IMSS o subcontratado.
  • Tener registrados todos los inmuebles para la prestacion de sus servicios.
  • No estar suspendida del Padrón de Importadores o de los padrones de sectores particulares.
  • Haber llevado a cabo operaciones de comercio exterior con usuarios y suministradores en el extranjero a lo largo de los últimos 12 meses.
  • Haber completado en el semestre inmediato previo importaciones por un valor en aduana no menor a los 300 millones de pesos.
  • Tener establecido un sistema de control de inventarios.

De esta forma, usar los servicios de una comercializadora para procesar sus pedimentos de importación supone un pago a la compañía propietaria de esta certificación. Esto le garantiza el respaldo de un importador con operaciones consolidadas.

¿Cuándo le conviene importar con una comercializadora?

Precisamente, hay 4 instantes en que una compañía puede necesitar de los servicios de una comercializadora. Estos son:

  • Su compañía no esté inscrita en el Padrón General de Importadores.
  • No quiera gastar tiempo y elementos para la importación de sus mercancías.
  • Importa esporádicamente.
  • Cuando requiera adquirir su producto importado en territorio nacional.
LEER  Logista: Definición y funciones

En estas situaciones, tener el acompañamiento de una importadora que conozca las regulaciones mexicanas disminuye la oportunidad de recibir una multa, de esta forma como evadir que su embarque sea confiscado por no realizar alguno de los requisitos de certificación y trámites aduanales.

Por el lado de las virtudes, una comercializadora le facilita llevar a cabo operaciones de comercio exterior sin la obligación de que su compañía se involucre en registros, trámites aduanales u otras obligaciones fiscales (como el registro en el Padrón de Importadores). De igual modo, el acompañamiento y asesoría en todo el desarrollo afirman el cumplimiento de las regulaciones o limitaciones que corresponden.

¿Cómo crear una empresa comercializadora?

¿Quieres saber cómo crear una empresa comercializadora? En ese caso envíanos en mensaje a [email protected] y te contamos cómo podemos ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DESCARGATE LA GUÍA GRATUITA PARA GESTIONAR EL INVENTARIO

Descargate nuestra guía gratuita para aprender a gestionar el inventario de tu empresa desde 0.

ENHORABUENA! Le hemos enviado al email el pdf, por favor revise la carpeta de Spam y confirme su dirección.