¿Qué es un sistema de gestión de transporte?

Un sistema de gestión de transporte (TMS) es una plataforma logística que utiliza tecnología para ayudar a las empresas a planificar, ejecutar y optimizar el movimiento físico de mercancías, tanto entrantes como salientes, y garantizar que el envío cumpla con los requisitos y que la documentación adecuada esté disponible. Este tipo de sistema suele formar parte de un sistema de gestión de la cadena de suministro (SCM) más amplio.

A veces conocido como solución de gestión de transporte o software de gestión de transporte, un TMS proporciona visibilidad de las operaciones de transporte diarias, información y documentación de cumplimiento comercial y garantiza la entrega oportuna de mercancías y mercancías. Los sistemas de gestión de transporte también agilizan el proceso de envío y facilitan a las empresas la gestión y optimización de sus operaciones de transporte, ya sea por tierra, aire o mar.

La gestión del transporte y la cadena de suministro

Además de la gestión del transporte, otros componentes de un sistema SCM típico incluyen compras, gestión del ciclo de vida del producto, planificación de la cadena de suministro, gestión de pedidos, fabricación, inventario y gestión de almacenes.

Por qué es importante tener un sistema de gestión de transporte

Los sistemas de gestión del transporte desempeñan un papel central en las cadenas de suministro y afectan cada parte del proceso, desde la planificación y las adquisiciones hasta la logística y la gestión del ciclo de vida. La visibilidad amplia y profunda que brinda un sistema poderoso conduce a una planificación y ejecución de transporte más eficiente, lo que se traduce en una mayor satisfacción del cliente. Eso, a su vez, conduce a más ventas, lo que ayuda a las empresas a crecer. Con un entorno de comercio global tan dinámico en el que vivimos y en el que realizamos transacciones, es importante contar con un sistema que le permita navegar con éxito procesos complicados en torno a las políticas comerciales y el cumplimiento.

¿Quién usa un TMS?

Cambiando las expectativas del consumidor

En el mundo actual de envíos en el mismo día y seguimiento en tiempo real, los consumidores esperan obtener lo que quieren, cuando lo quieren. Mantenerse al día con esta demanda está ejerciendo una presión sin precedentes sobre las empresas tradicionales, y en ninguna parte se siente con más fuerza que en la cadena de suministro. El movimiento físico de mercancías es un eslabón fundamental en esa cadena de suministro, y cada vez más empresas confían en los sistemas de gestión de transporte para ayudarse a gestionar esta función.

Los sistemas de gestión de transporte son utilizados principalmente por empresas que necesitan enviar, mover y recibir mercancías de forma regular, entre las que se incluyen:

  • Fabricantes
  • Distribuidores
  • Empresas de comercio electrónico
  • negocios minoristas
  • Empresas que prestan servicios de logística, como empresas de logística de terceros y de cuartos (3PL y 4PL) y proveedores de servicios de logística (LSP)

Las empresas de casi todos los sectores, desde la construcción hasta las ciencias biológicas, utilizan un sistema de gestión del transporte. Los principales usuarios son empresas que gastan $100 millones o más al año en fletes, pero la disponibilidad de soluciones TMS basadas en la nube ha hecho que sea más asequible para las empresas más pequeñas aprovechar los beneficios de incorporar un sistema de gestión de transporte en su cadena de suministro.

ofertas de TMS

Las empresas pueden comprar un sistema de gestión de transporte independiente que se puede integrar con su software de planificación de recursos empresariales (ERP) local o en la nube existente y soluciones SCM. Algunas soluciones TMS tienen capacidades de documentación comercial, o puede complementar su TMS con una aplicación de gestión comercial global (GTM). Otros TMS, típicamente menos ricos en funciones, están disponibles como módulos dentro de las suites ERP y SCM.

Planifique, ejecute y optimice para la entrega oportuna de bienes

Un TMS puede ayudar a cualquier empresa a planificar, ejecutar y optimizar el movimiento físico de mercancías.

Planificación

Un TMS ayuda a la empresa a seleccionar el modo óptimo de envío y el mejor transportista, en función del costo, la eficiencia y la distancia, incluida la optimización de rutas de transporte de varios tramos. Un TMS fuerte puede proporcionar visibilidad en cada etapa de la cadena de suministro y, junto con la funcionalidad de gestión de comercio global, también puede proporcionar información sobre comercio y aranceles, y si hay posibles demoras que puedan ocurrir debido a las aduanas y otras regulaciones comerciales.

Los TMS y la pequeña empresa

Las empresas más pequeñas, aquellas que gastan entre $5 y $10 millones al año en fletes, tradicionalmente se han basado en hojas de cálculo y otros métodos manuales para administrar el transporte. Pero ahora, las soluciones basadas en la nube hacen que sea más asequible para estas empresas más pequeñas invertir en un TMS.

Ejecución

Las características de ejecución de los sistemas de gestión de transporte varían ampliamente, pero pueden incluir la comparación de cargas y la comunicación con los transportistas, la documentación y el seguimiento de los envíos, y la asistencia en la facturación y liquidación del flete. Algunas soluciones TMS avanzadas también brindan servicios de seguimiento y localización, lo que permite el intercambio de información en tiempo real entre transportistas, distribuidores, almacenes y clientes. Dichos sistemas avanzados también pueden tener la funcionalidad para manejar logística internacional compleja, incluida la provisión de documentación de importación y exportación adecuada para garantizar que los envíos cumplan con las normas comerciales.

Mejoramiento

Las capacidades de optimización de TMS generalmente incluyen la capacidad de medir y rastrear el rendimiento con informes, tableros, análisis e inteligencia de transporte.

Los beneficios de un TMS

Un TMS, y la administración moderna del transporte en general, brinda muchos beneficios a las empresas. Algunos de los principales beneficios son:

  • Reducción de costos para el negocio y el cliente final
  • Simplificación de los procesos de la cadena de suministro a través de geografías, modos y transportistas
  • Automatización de las operaciones comerciales para una facturación y documentación más rápidas y precisas
  • Mejora de la visibilidad y la seguridad, especialmente en tránsito
  • Ahorro de tiempo: menos pasos manuales dan como resultado menos demoras y tiempos de entrega más rápidos
  • La capacidad de rastrear la carga, tanto a nivel local como global, en una sola plataforma
  • Mejor cumplimiento de las importaciones y exportaciones minimizando las multas y los retrasos en los envíos
  • Nuevos conocimientos comerciales a medida que mejores informes conducen a una acción más rápida y una mejora del proceso
  • Mejoras en el servicio al cliente y la satisfacción del cliente con actualizaciones en tiempo real y menos demoras en los envíos
  • La capacidad de escalar el negocio al cumplir y superar las demandas de los clientes de envíos rápidos y puntuales

El valor añadido de un TMS en la nube

Un sistema de gestión de transporte basado en la nube ofrece muchos de los mismos beneficios comerciales que otras soluciones en la nube, incluidas economías de escala mejoradas, menor costo total de propiedad, sin tarifas de actualización y un retorno de la inversión (ROI) más rápido.

Para TI, un TMS basado en la nube brinda beneficios adicionales en forma de implementaciones más rápidas, menos horas necesarias para la capacitación y la instalación, actualizaciones automáticas con las funciones más recientes y seguridad mejorada.

El futuro de TMS

Las expectativas de los clientes siguen aumentando, no solo por las entregas a tiempo, sino también por las entregas en dos días e incluso en el mismo día, con actualizaciones en tiempo real durante todo el proceso de envío. Las regulaciones comerciales globales en constante cambio también están obligando a las cadenas de suministro a innovar para mantener el ritmo, a menudo invirtiendo en un sistema de gestión del transporte.

Los sistemas de gestión del transporte deben volverse más sólidos y ricos en funciones, proporcionando respuestas más rápidas a los consumidores e información más detallada a las empresas. El aprendizaje automático permite que los TMS sean más inteligentes y brinden mejores recomendaciones y predicciones más precisas.

Las empresas pueden optar por integrar sus sistemas de gestión de transporte y comercio global con tecnologías emergentes para mejorar aún más la visibilidad y ofrecer un mejor servicio al cliente. Algunas de estas tecnologías innovadoras que están actualmente disponibles incluyen:

Monitoreo de flotas IoT

Los dispositivos y sensores de Internet de las cosas (IoT) hacen que el monitoreo de flotas en tiempo real sea un lugar común, incluida la visibilidad en tránsito de las condiciones de conducción, las rutas y los activos. Las empresas pueden reducir sus costes de combustible y mantenimiento, así como reducir los retrasos y mejorar la seguridad de los conductores.

Asistentes digitales

Los asistentes digitales a menudo se denominan chatbots y ofrecen respuestas conversacionales inmediatas a la información del envío, lo que lleva a una mayor satisfacción del cliente.

Inteligencia adaptativa y aprendizaje automático

Al aplicar el aprendizaje automático a datos históricos y tendencias, los sistemas de gestión de transporte pueden predecir el tiempo de tránsito con mayor precisión, planificar la capacidad, identificar envíos en riesgo (como bienes que están a punto de caducar y productos sensibles al tiempo o a la temperatura) y mucho más. La inteligencia artificial mejorada también permitirá que su TMS brinde recomendaciones más precisas e informadas, como rutas de entrega alternativas durante períodos de mucho tráfico.

Cadena de bloques o Blockchain

Las cadenas de bloques ahora se utilizan para crear integraciones complejas entre cargadores, clientes y transportistas. Las aplicaciones como el seguimiento y localización inteligente aumentan la transparencia y la trazabilidad en toda su cadena de suministro, pero aún así garantizan información precisa y segura.

Gestión de la cadena de frío

Otra solución de cadena de bloques disponible en los sistemas de gestión del transporte es la gestión de la cadena de frío, que es útil cuando es necesario mantener diferentes temperaturas en varios puntos de control a lo largo de la cadena de suministro. Por ejemplo, es posible que los materiales y productos perecederos o sensibles a la temperatura deban mantenerse a una temperatura fresca en el camión, pero a una temperatura ligeramente más alta en los estantes de las tiendas. Con la gestión de la cadena de frío, la temperatura se puede monitorear en toda la cadena de suministro, con información en tiempo real proporcionada a la empresa y los reguladores en el país de origen.

DESCARGATE LA GUÍA GRATUITA PARA GESTIONAR EL INVENTARIO

Descargate nuestra guía gratuita para aprender a gestionar el inventario de tu empresa desde 0.

ENHORABUENA! Le hemos enviado al email el pdf, por favor revise la carpeta de Spam y confirme su dirección.