Entienda el Transporte de mercancías por carretera

El transporte de mercancías por carretera es un medio importante para muchas compañias para sus transferencias comerciales.

El transporte de mercancías por carretera

El transporte de mercancías por carretera es una de las alternativas que existen a la hora de trasladar un producto de un punto A a un punto B. Dicho método consiste en apoyarse en vehículos de transporte terrestres como camiones.

Este suceso es causa del ahorro que se consigue tanto en tiempo como en gastos, más que nada para el tema nacional. El 95% del transporte de mercancías en España se ejecuta por carretera, frente a un reducido porcentaje de transporte por ferrocarril (2%) En el momento de mover las mercancías hacia diferentes países la Unión Europea, muchas compañias eligen por el medio de transporte terrestre por carretera. El valor es más grande que el del tren, más allá de que se aventaja por su eficacia, puesto que en el transporte ferroviario los vagones se acoplan y desacoplan en numerosas oportunidades a lo largo de los trayectos.

Ventajas del transporte por carretera

Estas son las primordiales virtudes que implica el transporte de los artículos por carretera cuando lo comparamos con el resto de medios de transporte:

  • El transporte por carretera es muy ágil si lo comparamos con el transporte marítimo
  • Para distancias cortas es un transporte muy barato.
  • Posibilita el hecho de mover algún artículo sin discriminación
  • El transporte por carretera es una alternativa muy maleable y versátil
  • El traslado terrestre de productos es la exclusiva forma que poseemos para lograr llevar los artículos puerta a puerta.

El contrato de transporte de mercancías por carretera

El contrato de transporte de mercancías por carretera es el archivo por medio del cual un individuo (llamada porteador o transportista) permite la obligación con otra persona (el cargador o remitente), a hacer el traslado de los productos por carretera hasta el día de hoy en que se remitan al cliente final o receptor de la distribución (designado en el contrato) en lugar de una retribución económica y con la utilización de un transporte que cuente con tracción propia (camión, coche, etc).

De igual modo, debemos dejar constancia del precio del transporte y los costos en los que se prevé incurrir, el sitio y la fecha donde se recibió la mercadería por parte del transportista y donde se prevé que se entregarán los productos al cliente correspondiente, de esta forma como una especificación descriptiva de la mercadería (número de bultos, tipo de producto, etc). De igual modo, en el contrato debe mostrarse quién corre a gasto de los portes (portes debidos o pagados).

Además, existe la oportunidad de que nos encontremos con dos sistemas diferentes con respecto al contrato de transporte de mercancías por carretera: transportes de expedición (contrato de servicio de transporte) y continuados (contrato de transporte continuado). Los traslados de mercadería por expedición son las entregas que se llevan a cabo de forma eventual, oséa, no es una actividad que suela hacerse siempre, sino que es un envío puntual. En oposición, los transportes continuados son esos que se hacen con periodicidad, oséa, numerosos envíos con un período corto entre un envío y otro.

Otro aspecto a indicar es que no es requisito que le contrato de mercancías por carretera esté por escrito, aunque por fundamentos de seguridad jurídica y probables inconvenientes futuros se sugiere dejar constancia por escrito. De la misma manera, el contrato de transporte continuado debe ser formalizado por escrito en el instante en que una de las partes de esta forma lo exija y tienen la posibilidad de firmarlo tanto personas físicas como jurídicas.

Carta de porte

La carta de porte documenta total o medianamente el contenido (los términos y condiciones) del contrato de transporte. Aunque no es un archivo importante y su sepa o irregularidad no implica que no permanezca o se anule el contrato de transporte, alguno de las partes involucradas está en el derecho de pedirle a la otra la formalización de dicho contrato. En la situacion de que la otra sección se niegue se puede tener en cuenta como abandono del contrato. En los traslados continuados, se puede reclamar la emisión de una carta de porte por envío, donde se van a estipular los datos y condiciones del contrato celebrado entre las partes.

Este archivo tendrá que ser firmado por las dos partes y es requisito anunciar tres ejemplares (el primero para el cargador, es segundo con la mercadería y un tercero al porteador)

Transporte de mercancías peligrosas por carretera

El porteador o cargador es el que debe estipular en el contrato la naturaleza del riesgo y las prudencias recomendadas al transportista para su seguridad. Algunas de las mercancías clasificadas como peligrosas que tenemos la posibilidad de hallarnos son: líquidos incendiables, elementos explosivos, gases, materias sólidas incendiables, materias tóxicas, materias radiactivas o materias autoreactivas, etc.

Responsabilidad del porteador

En el contrato de transporte, el cargador no posee una exclusiva obligación de prestar un servicio (de transporte de mercancías), sino que además está obligado a la obtención de un resultado, oséa, en esta situación de hacer el traslado de las mercancías en las condiciones pactadas entre las partes y sin que la mercadería sufra ningún tipo de inconveniente o deterioro.

En este sentido, el transportista está en la obligación de responder (económicamente) suponiendo que se genere una pérdida o avería total o parcial de las mercancías desde que son puestas a su disposición por parte del cargador hasta que se las distribución al correspondiente receptor.

De todas formas, el transportista además va a ser responsable suponiendo que se genere un retardo en la distribución de las mercancías y responder frente los perjuicios causados por esta circunstancia. Además, cabe poner énfasis que el carácter de la compromiso pensado en esta ley es imperativo, lo que significa que las partes no tienen la posibilidad de limitar las obligaciones ni descartarlas.

Requisitos legales y administrativos para el porteador

Para lograr prestar este tipo de servicios, por lo general, el transportista debe estar en posesión de una autorización de transporte público de mercancías (tarjeta de transporte público MDL o MDP) expedida por el órgano competente de la Red social Autónoma donde cual se encuentre domiciliada este consentimiento (en inicio, la de su domicilio fiscal). Estos privilegios establecen la oportunidad de realizar transportes públicos en todo el tema estatal; por otro lado, en varias comunidades autónomas además se conceden autorizaciones de tema autonómico. De la misma manera, la compañía de transportes debe tener un individuo física como mínimo para que ejerza como administrador de transporte y cuente con un un certificado de rivalidad profesional para el transporteremitido por Administración. Antes de ultimar el contrato de transporte terrestre de mercancías, el porteador debe estar informado de todos los métodos a realizar, de esta forma como los requisitos, y asegurarse de que cumple con todas las formalidades legales y administrativas requeridas. Una vez finalizado el contrato, a lo largo de el traslado de las mercancías, el transportista debe cargar toda la documentación elemental (carta de porte, tarjeta de transporte público, documentación del envío, etc.).

Diferencias con el contrato de arrendamiento de transporte sin conductor y con el transporte privado de mercancías

El contrato de transporte de mercancías por carretera tiene numerosas diferencias frente a otros documentos parecidos como el contrato de arrendamiento de transporte sin conductor y el transporte privado de mercancías.

Antes que nada, en el contrato de arrendamiento de transporte, el titular de dicho transporte es quien brinda la utilización o disfrute a una tercera persona en el transcurso de un tiempo de tiempo preciso, en lugar de una retribución económica en forma de alquiler.

En este sentido y en oposición de lo que pasa en el contrato de transporte, el titular no se compromete en ningún instante a prestar un servicio, por lo cual sus responsabilidades y formalidades administrativas a cumplir se reducen considerablemente.

Por otro lado, es sustancial que señalemos que el contrato de transporte va a regular el transporte público de mercancías y no el privado, lo que significa que no tiene como función los desplazamientos personales o domésticos. Por consiguiente, solo si hablamos de transporte público de mercancías tendremos la posibilidad de entablar un contrato de transporte.

Una vez cumplimentado el archivo con las aclaraciones primordiales, el contrato debe ser firmado por las partes o, en su caso, por sus representantes, que tendrán exhibir la autorización, o en su caso poder notarial, que les permite a ello en el instante de la firma. Para un más grande nivel de seguridad, las firmas han de figurar no sólo en la parte final del archivo, sino además en el borde izquierdo de cada página que compone el archivo, introduciendo, en su caso, las páginas de los anexos que además se incluirán como parte del contrato. El archivo debe ser firmado por lo menos en dos ejemplares, para que todas las partes conserve una copia.

Transporte dentro o fuera de la Unión Europea

Suponiendo que el transporte de mercancías por carretera se efectúe a nivel en todo el mundo, la documentación elemental va a depender del alcance de la transferencia comercial. Si el transporte se transporta a cabo dentro de la Unión Europea, la aduana de salida exigirá el archivo T (T1 para el tránsito comunitario de mercancías importadas de países no correspondientes a la UE y T2 para el tránsito comunitario interno). Por el opuesto, si la exportación se ejecuta a países no correspondientes a la Unión Europea, el archivo requerido va a ser el Cuaderno TIR, por medio de el cual se aligeran los trámites y se disminuye la duración del camino gracias a que no son primordiales inspecciones de mercancías en las fronteras de los países por los que atraviese el transporte. De igual modo, para conseguir el Cuaderno TIR se necesita poseer el Certificado de Agreement TIR, expedido por la Dirección General de Aduanas e Impuestos Destacables luego de sobrepasar una revisión de aptitud. Por consiguiente, este certificado afirma la validez del transporte para realizar el transporte de mercancías por carretera en el tema en todo el mundo, teniendo una vigencia de 2 años.

Legislación aplicable

El contrato de transporte terrestre de mercancías por carretera se funciona primordialmente por la Ley 15/2009, de 11 de noviembre, del contrato de transporte terrestre de mercancías y la Orden FOM/1882/2012, de 1 de agosto, por la que se aprueban las condiciones en general de estipulación laboral de los transportes de mercancías por carretera. De igual modo, son de aplicación los tratados de todo el mundo ratificados por España en la materia (especialmente, el Convenio de 29 de mayo de 1956 relativo al contrato de transporte en todo el mundo de mercancías por carretera o Convenio CMR) y las normas de la Unión Europea. En lo no pensado por estas normas, son de aplicación el Código de Comercio (particularmente, sus artículos 50 a 63) en la situacion de los contratos mercantiles por su objeto o sujeto, la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres y el Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Los retos a los que enfrenta el área del transporte de mercancías por carretera

El último estudio realizado por el Centro Español de Logística influye en que el área de la logística y el transporte todavía tiene algunos retos a los que debe confrontar a corto período. Primordialmente, apunta tres puntos básicos en los que tienen que centrar los esfuerzos: la elasticidad de las entregas, la integración de novedosas tecnologías y la apuesta por la sostenibilidad ambiental. El apogeo del comercio electrónico y la digitalización de los servicios está forzando a las compañias de transporte a mejorar su elasticidad, puesto que cada vez se apuesta con más grande ímpetu por acortar los plazos de distribución.

CNAE 4941

Dentro de la CNAE (Clasificación Nacional de Ocupaciones Económicas), una sistematización que reúne las entidades productoras en España de acuerdo con la actividad a efectos estadísticos, el transporte de mercancías por carretera está clasificado con el código CNAE 4941. El código CNAE se usa en la documentación empresarial, pero no posee naturaleza fiscal. Sin embargo, frecuenta usarse con continuidad en todos esos documentos relacionados con la Seguridad Social.

De igual modo, conviene no confundir la CNAE con el IAE (Impuesto de Ocupaciones Económicas), puesto que mientras el primero se usa con objetivos estadísticos, al segundo (que además se expone con un código alfanumérico) es obligación suscribirse cuando se inicie la actividad comercial, con las consecuentes obligaciones fiscales.

Normativa Reposos y Tiempo de Conducción

La normativa que regula los reposos, pausas y tiempos de conducción en el transporte de mercancías por carretera está obtenida en dos reglamentos:

Reglamento CEE 3821/85 de Consejo relativo al electrónico de control en el área de los transportes por carretera.

Reglamento (CE) 561/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de marzo de 2006 relativo a la armonización de ciertas disposiciones en materia popular en el área de los transportes por carretera (que derogo el obsoleto Reglamento CEE 3820/85).

Todos los conductores que lleven a cabo alguna clase de transporte por carretera están bajo los dos estatutos, independientemente de si es público o privado, nacional o en todo el mundo, o si el conductor es español o extranjero. Tampoco importa si el transporte está cargado o no.

Tiempos de conducción

Diferenciamos entre conducción día tras día, conducción semanal o bisemanal.

– Tiempos de conducción en jornadas diarias: El tiempo más alto de conducción es de 9h. Unicamente se puede exceder a 10h dos días por semana. Luego de un más alto de 6 periodos de conducción diarios, el conductor debe parar una semana. En esta situación las jornadas no se cuentan como días naturales, se miden entre el desenlace de un tiempo de descanso y el comienzo del siguiente.

– Tiempos de conducción en jornadas semanales: No se tienen la posibilidad de sobrepasar las 56h de conducción en una semana. En esta situación las jornadas sí se cuentas como días naturales.

– Tiempos de conducción en jornadas bisemanales: No se tienen la posibilidad de sobrepasar 90h de conducción en dos semanas consecutivas. Descansos

Diferenciamos entre el descanso períodico, semanal y descanso en dos semanas consecutivas.

  • Diario: como mínimo hay que reposar 11h ininterrumpidas. * Existe el descanso achicado en el que se descansa 9h ininterrumpidas, siempre que en el mismo día se haya llevado a cabo un descanso previo de 3h.

Semanal: luego de conducir a lo largo de seis días consecutivos hay que tomar un descanso de 45h ininterrumpidas.

En dos semanas consecutivas: dos reposos de mínimo 45h cada uno. * Existe el descanso achicado de 45h en una semana y 24h la otra.

Pausas

A lo largo del día el conductor debe:

– Parar por lo menos 45m tras haber conducido 4h y 30m.

– Además puede llevar a cabo la parada fraccionada. En esta situación el conductor parará 15m y más adelante 30m, siempre dentro del tiempo de conducción de 4,5h.

En España y en el resto de Europa hay unas normas sobre el peso de los camiones y sus cargas que son de obligado cumplimiento. De no acatarlas, se puede incurrir en delitos de seguridad vial y, además, exponerse a sanciones de parte de Tráfico en los controles de transporte por carretera. Para eso hay que tomar en cuenta la masa máxima autorizada para transporte terrestre o MMA, aparte del peso más alto autorizado de camiones y su longitud.

Masa máxima autorizada para transporte terrestre

Cada tipo de camión o remolque tiene una masa máxima autorizada que puede cambiar en funcionalidad de sus ejes y la distancia entre ellos.

Entre otras cosas, en la situacion de que dispongamos de una flota de trailers de 5 ejes, tendríamos la posibilidad de llegar a transportar unas 40 toneladas de carga, siempre sabiendo las restricciones de otros territorios en la situacion de que se intente un transporte en todo el mundo. Además de la masa máxima autorizada, debemos tomar en cuenta el reglamento relacionado con el peso más alto del propio camión y su longitud, y más que nada en este momento que hubo cambios.

Peso más alto autorizado de camiones y su longitud

Camiones de dos ejes: peso más alto de 18.000 kilogramos.

Camiones de tres ejes: el límite de peso más alto son las 25 toneladas, llegando a las 26 si el transporte tiene un eje equipado con neumáticos dobles, además de una suspensión automática.

Camiones de 4 ejes: el límite es de 31 toneladas, que tienen la posibilidad de ser 32 si el camión es de dos ejes, ruedas gemelas y una suspensión de neumáticos.

Peso más alto autorizado de camiones y su longitud. Cambios 2018

El transporte terrestre fué objeto hace pocos meses de destacables cambios sobre las dimensiones o pesos máximos para camiones. El propósito de estas ediciones es llevar a cabo del transporte una actividad sostenible y que cada vez respete más el medio ámbito.

Los cambios afectan al camión si se cumple una de estas circunstancias:

Si se hacen actualizaciones aerodinámicas para achicar el consumo.

Si se tiene camiones que utilizan energías elecciones (combustibles no fósiles).

Si el camión es multimodal de contenedores de 45 pies (reduciendo los desplazamientos).

La directiva que aplica estos cambios establece extender la longitud de camiones en 15 centímetros para el transporte de contenedores de 45 pies; incrementar la tara del transporte en mínimo una tonelada si el transporte utiliza energías elecciones y, finalmente, extender la longitud máxima si se tiene dentro un sistema que optimización la aerodinámica de los camiones.

Transporte terrestre internacional

Es escencial comprender los parámetros de longitud y peso que se aplican en España, pero cabe acordarse que en otros territorios hay otros parámetros.

Al circular por distintos territorios hay que comprender la limitación en cada país, consiguiendo evadir probables infracciones en cada territorio por el que se circule. Además, la sobrecarga del camión, además de sanciones, puede ocasionar inconvenientes de seguridad por vuelcos o por frenados de emergencia.

Al fin y al cabo, comprender el peso más alto autorizado de camiones es sustancial para cumplir la normativa que funciona el transporte por carretera de camiones de mercancías. Los cambios completados están focalizados en incrementar la seguridad, achicar los desplazamientos y respetar el medio ámbito.

Recomendaciones para el transporte de mercancías por carretera.

Ahora te dejamos varios de los consejos o sugerencias que tienen la posibilidad de servirte de asistencia para que el transporte de tus mercancías se haga adecuadamente:

  • Presta atención a la carretera: antes que nada, si deseamos evadir accidentes y incrementar la seguridad de la carga y la nuestra debemos estar muy alerta al volante y a la carretera en todo instante, puesto que de lo opuesto, perderemos el tiempo de oposición que nos hubiese permitido socorrer la mercadería, o inclusive, nuestras vidas.
  • Cumplir con los tiempos de conducción-descanso: es primordial que se cumplan con los tiempos establecidos para que los conductores expertos conduzcan y sus que corresponden reposos. Este aspecto es además regulado por los «tacógrafos».
  • Planificar las rutas con anterioridad: la idealización de las rutas y fuentes por las que iremos a circular se tienen que planificar con anterioridad a la marcha del transporte, ya que de esta forma evitamos probables dispesiones al volante y tenemos la posibilidad de apreciar puntos como el tráfico o la selección del sendero más acelerado y/o seguro.
  • Revisar el camión de forma periódica: el camión debe revisarse siempre antes de comenzar algún camino. En este sentido, debemos confirmarnos del estado impecable de los filtros, del aceite, de los neumáticos y de la batería, principalmente, que se comprobarán de forma rutinaria para cerciorarnos de que el transporte está en perfectas condiciones para el transporte.